ROOMIA ROOM ESCAPE (La Trementinaire) Abril 19

⭐️⭐️⭐️⭐️

Lo+: Su gusto por las pruebas fluidas y su carácter non-stop.

Lo-: Que pueda ser comparada.

Vilafranca del Penedès se está convirtiendo, curiosamente, en el hogar de los room escapes particularísimos. De esos que rezuman frescura a raudales, originales y, a la par, intensos e inteligentes; casi como si una misma comunidad se hubiese propuesto desafiar las historias y los tejemanejes tradicionales de las salas de escapismo para entregar productos afianzados a la tierra que resulten divertidos y emocionantes como pocos. Si, hasta el momento, se había tratado de una masía encantada y de una bodega del siglo XIX, desde Roomia nos presentan a la Tramantinaire, otro concepto bien atado a la zona de marras que se dispone a entregar una hora de diversión y emoción a raudales.

Es difícil, si no imposible, tras un curioso y breve planteamiento, no sentirse embriagado por la locura y la fluidez de un conjunto que resulta estrambótico, entretenido y dinámico, con una capacidad inaudita para descolocar y recolocar de nuevo las mentes escapistas gracias a un sin parar de enigmas extremadamente lógicos y de resolución rápida y frenética. No existe un solo momento vacío o inocuo, cada segundo cuenta y se convierte en otro punto álgido y vital de la experiencia.

Los juegos se presentan perfectamente integrados, tanto en la ambientación, lustrosa, elegante, correctísima, como en una historia que es divertida y despunta en un tramo final con sorpresa incluida, que sirve para añadir, si cabe, un plus de exigencia a la totalidad, verdaderamente buena.

Sería una lástima que cualquier escapista pudiera llegar a perderse una aventura tan enérgica como ésta.