CLAUSTROPHOBIA (La piedra filosofal) Noviembre 18

⭐️

Lo+: La primera prueba, sin ser ninguna proeza de la lógica, es una manera más que interesante de adentrarte en una materia que podría dar tanto de sí, da una vuelta de tuerca a un mecanismo más que trillado y augura buenos presagios para lo que está por venir.

Lo-: El resto de la sala es poco menos que un despropósito. Si Claustrophobia jamás se había caracterizado por juegos que obligaran al jugador a exprimirse el cerebro y su franquicia valenciana había optado principalmente por montañas rusas de la aventura, pequeñas, sencillas y cortas, pero a la vez divertidas y desternillantes si te metías en el papel, aquí parecen olvidar todo lo que hacía disfrutable a salas como Gullyver y los Gigantes o La Academia Houdini, y montan una especie de gincama mágica sin apenas sentido y con juegos que, más allá de carecer de lógica alguna, no son siquiera entretenidos, más bien todo lo contrario. En algunos casos consiguen llevarte a un punto intermedio entre el suplicio y el aburrimiento. Ni tan sólo la ambientación (habitualmente norma de la casa) es acertada.