MOORDER Mayo 18

⭐️


Lo+: La puesta en escena, un paso por encima de lo que nos tienen acostumbrados los halls.

Lo-: El resto de la experiencia no consigue estar a la altura de las expectativas generadas tras el primer contacto. Los juegos, cuyo número es escueto, son harto sencillos y ofrecen poco reto a cualquier jugador con más de una sala a sus espaldas; algunos pueden resolverse en escasos minutos, mientras que otros, por su concepción, son más elaborados -que no por ello complejos- y obligan a los participantes a detenerse en sus entresijos más tiempo incluso del que debería ser pertinente cuando el objetivo de una partida del estilo es encontrar un nivel de dinamismo y fluidez óptimos. En definitiva, un juego bien pensado y ambientado, pero, por otra parte, poco inspirado y mal ejecutado.