ESCAPEM (Bajo zero) Julio 17 - tester

⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️

Lo+: El gancho central de este juego es evidente y se postula como una gran revelación, un nuevo concepto de lo que suponen las salas de escapismo (o, como mínimo, un curiosísimo paso más allá), aún antes de jugarla. Una vez allí, te prometen una sala de altos vuelos y lo que ofrecen es mucho, muchísimo más. Como no podía ser de otra manera (hay que recordar que proviene de la misma gente que convirtió las salas clásicas de detectives en una auténtica gozada), el inicio es realmente sorprendente e inquietantemente dinámico, pero cuando crees que vas a pisar con los pies en el suelo y todo lo demás va a desarrollarse con normalidad, vuelven a sorprenderte con un nuevo e impresionante escenario, bello y acogedor como pocos, y todo -absolutamente todo- lo que esconde en su interior. Los enigmas son verdaderas proezas llenas de ingenio, que obligan al jugador a pensar y trabajar a un ritmo vertiginoso, sin pausas ni descanso alguno, y a dividirse para alcanzar a completar las pruebas antes de que el contador llegue a cero. Un juego alucinante y lleno de realismo, un auténtico referente para todo lo que vendrá más adelante, y de los que permanecen en la memoria mucho después de haber cruzado su puerta de salida.

Lo-: Que no se pueda volver a jugar.