HOUDINI ESCAPE ROOM (El aprendiz de Houdini) Diciembre 18

⭐️⭐️⭐️⭐️

Lo+: Malgrat de Mar siempre había resonado en nuestros oídos como parada obligatoria de cualquier escapista que se preciase y, para nosotros, se trataba ya de un asunto pendiente. Algo personal. Habían sido muchos los calificativos que se asociaban desde tiempo atrás a la calidad de la sala, y ahora nos hallamos en posición de afirmar que pocos de ellos le hacían justicia. Desde un prisma elegantemente clásico, El Aprendiz de Houdini entrega un aluvión de pruebas dinámicas, exultantes y divertidas hasta extremos poco frecuentes. Partiendo de una lógica aplastante y un sentido del entretenimiento digno de verdaderos magos de la materia, es una sala fluida como pocas, con una cantidad de enigmas nada desdeñable, bien interconectados entre sí e integrados en la mecánica del juego. En definitiva, una sala adrenalítica que meterá a los grupos en vereda y obligará las parejas, como es el caso, a correr hasta la extenuación, impregnadas en el buen sabor de boca inconfundible que solamente se encuentra al alcance de las grandes salas.

Lo-: Una prueba en concreto obliga a traer conocimientos de casa, actuando en contra de las mismas reglas del escapismo.