INMORTAL ROOM (El diamante de almas) Diciembre 18

⭐️⭐️⭐️⭐️

Lo+: Una exposición de joyas. Un anfitrión servicial que esconde un secreto. Una historia donde nada es lo que parece... ¡Y menuda historia! Si de algo sirve Diamante de Almas, además de para presentarnos una nueva marca que va a dar mucho que hablar en el futuro si sigue por la misma línea que hasta ahora, es para hablarnos, una vez más, de la evolución de las de terror como género revelación de los últimos años, con mayor susceptibilidad a la mejora y a la adaptación a un público y unas tendencias en constante cambio. De ambientes tétricos con meros sustos anecdóticos -véase Picadero Motel- o ilustres pasajes del terror -o, lo que es lo mismo, House of Whispers-, a los más complejos y modernos exponentes, donde el equilibrio entre historia, enigmas y horror se hace imprescindible para brindar una experiencia única e irrepetible -en este sentido, las excelentes Until Dawn o The Darkness, entre otras-. Es en este momento de la historia de los room escape de género donde se ubica la sala que ahora nos trae entre manos, y entre tantos ejemplos, consigue brillar con luz propia al brindar una experiencia brutal y apabullante, completa y extravagante de principio a fin. Con un trasfondo y un método de juego suficientemente interesantes como para diferenciarse de la gran mayoría de sus congéneres, la historia avanza por derroteros que la convierten en una de las propuestas más originales de la actualidad, y se las apaña con virtuosismo para brindar un par de momentos mindblowing verdaderamente impresionantes. Si a esto le añades un game master en estado de gracia que, pese a la poca experiencia, conoce los tempos del juego y ofrece una interacción de lo más acertada, no podemos sino decir que estamos ante una de las salas más bestiales de escapismo de terror.

Lo-: Podría quedar un tanto limitada para grupos numerosos al haber pocos juegos que resolver al mismo tiempo. Eso sí, podemos asegurar que es ideal para tres jugadores.